Ciudad Enrejada

Hace ya unos 4 años llegué a vivir a la ciudad de Santiago. Prejuicios y en realidad una visión muy lejana de este lugar, una ciudad en la que crecen las construcciones de la noche a la mañana y en la que personalmente no me agrada la ausencia del mar. Pero no todo es tan malo, el lugar está lleno de vida, por un lado un ajetreo urbano en que siempre hay algo que hacer a nivel laboral y por otra parte una cantidad inmensa de actividades a nivel artístico-cultural de las que se puede disfrutar en el día a día.

Vivo particularmente en el centro de la ciudad, en Avenida Portugal con calle Diagonal Paraguay, en una torre construida a finales de los años 60, aún no comprendo como aún no se ha caído. El sector es amable, a excepto por la posta central frente a mi ventana, de donde van y vienen ambulancias alardeando con sus sirenas ante cualquier emergencia… finalmente uno se acostumbra.

A una cuadra de este lugar hay un parque, el “Parque San Borja”, solía ir a jugar basquetbol en los veranos, ahí mismo las jóvenes se juntan a ensayar coreografías y los amantes de los perros se reúnen en grupos con sus mascotas. A otra cuadra de ese lugar está el “Parque Bustamante”, un poco menos popular que el Borja, pero igualmente amable, también a otras pocas cuadras está el “Parque Forestal”, por otro lado el “Parque Alamgro” y así muchas plazas y sectores de esparcimiento como en toda ciudad.

Era por ahí marzo del 2011 y la revuelta estudiantil revivió, energía renovada de jóvenes ignorados por el gobierno en los años 2007 y 2008. Santiago comenzó a inundar sus calles de gentes semana a semana. Iba por ahí Junio y las calles ya no eran sólo de la escolares y universitarios, los distintos sectores de la comunidad comenzaron a unirse, trabajadores, profesores, abuelos y todo quién deseaba una mejora para la sociedad.

Pasaron los meses y la revuelta no cesó, marchas, manifestaciones de todo tipo, intervenciones artísticas, videoclips, conferencias, trabajo de oficina y el ingenio de todos apostando por un mejor país. Pero no hay propuesta social sin contrapropuesta de gobierno, a medida que los meses avanzaban y el asunto se distendía en las oficinas gubernamentales, las calles comenzaron a teñirse de verde, un verde oscuro y agresivo, las fuerzas especiales de los carabineros de Chile, fueron soltadas como perros de cacería en una búsqueda incesante de su presa. De pronto las vías en los días anteriores y posteriores a cualquier manifestación se prestaron para esconder a los efectivos del gobierno que guardan el “bien y el orden” social, llegando al punto de reprimir a la gente antes de que se reunieran en cualquier punto o alineados como un ejercito que va a la guerra con todo su arsenal antes de que alguna manifestación tuviera lugar.

De los golpes… ni hablar… si sueltas a un perro hambriento es fácil saber las consecuencias…

Entonces seguimos en Santiago, ¿recuerda los parques y plazas de los que hablé antes?, los meses han pasado y los lugares siguen ahí. Y como mala hierba en un lindo jardín, las vallas papales han ido creciendo por todos lados y el enrejado enturbia la vista y denota el miedo de las autoridades. Un paisaje de rejas, como una cárcel al aire libre debe ser sorteada por los transeúntes en muchas vías, locales comerciales y bancos que son protegidos por la autoridad como si ahí se guardase el santo grial.

Recuerdo la primera vez que fui al “Paseo Bulnes” y a pesar de estar lleno de edificios del gobierno, era un lugar ameno… hoy camino y sentarme en el césped es imposible, veo un hombre de verde, veo la cerca, y adelante una bandera gigante flameando junto al palacio de la moneda, como si nos dijesen, “que bella patria tenemos”… claramente no es un lugar en el que

quiero estar y vuelven a mi cabeza las ideas que comenté en mi primer párrafo, con eso vuelve la rabia y la impotencia, incluso la vergüenza de no ser capaz de irme de aquí y pasearme por esta ciudad enrejada.

Ignacio Ruiz Alvarez

sobre nosso vizinho: Nacido en Puerto Montt, al sur de Chile. Director y animador stop motion. Gusta del dibujo, la pintura, los cómics, el cine y por sobre todas las cosas viajar y conocer nuevos lugares. Acostumbra encontrar los libros de Saramago en su camino.

Anúncios

Um comentário sobre “Ciudad Enrejada

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s